2016/Festivales/low festival/MuSiCks

Belle & Sebastian, Hot Chip, Monarchy… El triunfo del hedonismo; Low Festival 2016. Crónica del viernes.

B&S Viernes _12_©  Javier RosaEl Low festival abrió ayer sus puertas bajo un sofocante calor que no desanimó a los miles de lowers, que ya a las 7 de la tarde se aglomeraban a pleno sol para ver a Ángel Stanich inaugurar el escenario Matusalem. Una jornada de música que culminó al amanecer con los artificios de Elyella djs.

El festival de Benidorm ha conseguido durante estos años fidelizar a un público que más allá del cartel valora el evento como un lugar cómodo, con unas entradas asequibles y con alicientes extra musicales suficientes para reunir cada jornada a cerca de 25.000 personas. Aun así muchos asistentes se quejaban de la excesiva repetición en los cabezas de cartel (tanto Suede como Belle & Sebastian repiten en Low).

Otra sorpresa con la que nos encontramos fue la vuelta a los tradicionales tokens como medio de pago en las barras y la renuncia a las pulseras de acceso con chip que tanto dieron que hablar en la pasada edición y que le valieron el premio al festival más tecnológico en los premios Fest. Pese a cierta polémica fue algo que funcionó bastante bien y que pensábamos que perduraría pero no ha sido el caso.

En el apartado estríctamente musical el ya mencionado Ángel Stanich realizó un concierto solvente que convenció no solo a sus fans, sino a todo aquél que a esas tempranas horas se dejó caer por el césped del recinto deportivo. Vera Green fueron los encargados de romper el hielo en el escenario Wiko, el lugar que acoge interesantes propuestas minoritarias. La banda afrontó la ingrata tarea de empezar a tocar en un lugar casi vacío pero consiguieron llegar al público que fue llegando poco a poco con sus bonitas canciones.

El primer llenazo del día fue para la M.O.D.A. que con un directo cada vez más acertado han ido ganando fieles en cada concierto. Los que van camino de convertirse en los próximos llena-estadios del indie nacional son León Benavente que presentaron su segundo disco en olor de multitudes. Su propuesta, puede no gustar a todo el mundo pero qué duda cabe de que se escapa de los estrechos márgenes de otras bandas de éxito masivo lo que es de agradecer.

Los veteranos Dwarves, pese la ausencia de su misterioso guitarrista-performer, se enfrentaron a la genética a base de frenéticas descargas de punk & roll en un repleto escenario Wiko dando paso a los esperados Oblivians que con un sonido más brillante de lo esperado estuvieron exultantes. Por su parte Los Nastys se dejaron la piel en cada nota convenciendo y divirtiendo al respetable.

Mientras tanto el escenario Budweiser se preparaba para recibir a los platos fuertes de la noche. Los escoceses Belle & Sebastian son una banda deudora del pop clásico de Burt Bacharach, The Smiths o the Beatles. Y aun conscientes de que nunca podrán alcanzar tan altas cotas llevan 20 años publicando canciones de pop exquisito sin fecha de caducidad. En el escenario se presentan en formación de 9. No son guapos ni ofrecen un gran espectáculo, El peso del concierto recae exclusivamente en un repertorio impecable y en el carisma (escaso) de su líder Stuart Murdoch pero aun así la cosa funciona y su concierto fue todo un cúmulo de emociones y buenrrollismo especialmente cuando unas 30 personas elegidas al azar subieron al escenario a bailar junto a la banda un par de canciones. ¡Una delicatessen que supo a poco!

Y hablando de baile, esa es la especialidad de Hot Chip que ofrecieron un concierto magnífico que no dio un respiro e hizo moverse a todo aquél que habitaba el campo de fútbol del Benidorm CD. Los británicos van sobrados de hits y suenan arrolladóramente pero siguen sin cuidar el aspecto visual de sus conciertos, un gran lastre y más en una banda de electrónica. Todo lo contrario que unos acertadísimos Monarchy que sin tener tan buen repertorio sacan oro de cada una de sus canciones con una puesta en escena impecable. Curiosamente ambas bandas terminaron sus conciertos con sendos clásicos del rock. Dancing In The Dark de Springsteen los primeros y Lithium de Nirvana los segundos.

Ángel Malone

Anuncios

Un pensamiento en “Belle & Sebastian, Hot Chip, Monarchy… El triunfo del hedonismo; Low Festival 2016. Crónica del viernes.

  1. Pingback: Low 2016, Crónica del domingo y resumen general. | MuSicks - Blog de música alternativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s