Festivales

Low festival. Crónica del viernes.

_MG_8574

El festival de Benidorm abrió de nuevo sus puertas ayer viernes por séptimo año consecutivo.

El evento se ha convertido por derecho propio en una de las citas ineludibles del calendario musical estival atrayendo a cerca de 25.000 asistentes a las instalaciones de la ciudad deportiva “Guillermo Amor” en pleno centro de la ciudad levantina. El Low cuenta con uno de los recintos mas cómodos de entre los festivales patrios y su solvencia y reputación hacen que gran parte de las entradas se vendan muchos meses antes del comienzo del espectáculo. Es de agradecer que la organización, lejos de dormirse en los laureles se esfuerce de mejorar año tras año cuidando todos los detalles para conseguir que la experiencia “lower”sea de lo mas gratificante. En el cartel de este año, un puñado de nombres suficientemente interesantes, aunque es mas flojo que anteriores ocasiones y  un poco desequilibrado; la electrónica adolece de presencia frente a la dictadura de las guitarras.

Enemigos

Los Enemigos (Mar Blanes)

Los Enemigos fueron los encargados de abrir el escenario Budweiser, ubicado en el campo de fútbol con su clásico rock & roll de la vieja escuela. El repertorio, compuesto por las canciones de toda la vida: “Septiembre”, “Desde el jergón”…. hizo también hincapié en su apreciable último disco:”Vida Inteligente”. Es todo un placer ver a unos veteranos como Josele y Fino en tan buen estado de forma junto a jovenzuelos como The Growlers que tomaron el relevo en el escenario Matusalem con sus sonidos campestres convenciendo con su propuesta.

Mientras tanto Biznaga en el escenario Wiko escupían su punk visceral de raíces ochenteras con una determinación encomiable. En torno a las 12 de la noche fue el momento de los cabezas de cartel de la jornada, los británicos Kasabian que sin aportar nada fuera de guión, sacaron de la chistera sus mejores trucos que enardecieron al público de forma notable. Oficio y sonido espectacular.

Kasabian (Mar Blanes)

Kasabian (Mar Blanes)

Corizonas volvían a pasear sus barbas por el Low después de la interrupción de su concierto que sufrieron el año pasado debido a las exigencias de Massive Attak y una vez mas realizaron un espectáculo mas que correcto. Los insolentes jovenzuelos: The Strypes debutaban en el Low con su brioso rock made in UK presentando varias de las canciones de su inminente segundo álbum. La sorpresa de la noche la protagonizaban desde el escenario pequeño las danesas Nelson Can que con una formación realmente inhabitual (batería, bajo y voz) se sobraron para aportar la necesaria dosis de frescura y desparpajo que necesitábamos en ese momento. The Go! Team, perdidos en la inmensidad el escenario Budweiser no consiguieron plasmar en directo en directo las texturas de sus grabaciones en una actuación un tanto deslavazada. Las primeras luces del día sirvieron de marco a la consabida ristra de hits bailongos a cargo en esta ocasión de Ley dj.

Ángel Malone

Fotos: Mar Blanes

Anuncios

Un pensamiento en “Low festival. Crónica del viernes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s