Agenda/Artistas imprescindibles/Conciertos/MuSiCks/rock

Buzzcocks en Berlín: Pogo trigeneracional

Buzzcocks_Forum©IanRook--2048x1689

Foto: Ian Rook

Buzzcocks, una de las leyendas vivas del punk, arrancan su gira española hoy 24 de marzo en Barcelona, fecha a la que seguirá el 26 en Madrid, el 27 en Santander y el 28 en San Sebastián. Sin embargo, la banda estuvo antes en Berlín demostrando lo en plena forma que está tras casi 40 años de carrera y Musicks estuvo allí para contároslo.

Tras tener que cambiar de sala por agotar las entradas del Bi Nuu rápidamente, se plantaron en un Astra también lleno y, con puntualidad británica (que no berlinesa, que esa no es tan común), se subieron al escenario para descargar, en poco más de hora y media, todos sus clásicos más los temas de su nuevo álbum The Way”, el primero tras ocho años de silencio. No es de extrañar que llenasen el Astra, ya que había gente de toda edad y condición: modernos, jovencitos con acné, punkies de toda la vida, crestas de colores, gafas de pasta, flequillos, chicas tatuadas, tipos que parecían mi padre (bueno, el propio Pete Shelley parecía un afable pa)… todos mezclados y revueltos en lo que en algunas canciones se convirtió en un pogo trigeneracional.

Cierto es que la voz de Shelley no es la misma que en los inicios de su carrera, pero demostraron que siguen teniendo un potente directo y que nada tienen que envidiar a bandas más jóvenes en cuanto a energía y a conexión con el público se refiere, y aunque está claro que la gran mayoría de los asistentes estaba ahí para escuchar sus temas más antiguos, también nos hicieron bailar con su último disco y canciones como por ejemploPeople Are Strange Machines” tuvieron una cálida acogida. Por supuesto que no faltaron sus clásicos como “What Do I Get” o “Boredom”, dejando para los bises la archifamosa “Ever Fallen In love (With Someone You Shouldn’t’ve)”, y rematando con una enérgica “Orgasm Addict”. Ya me gustaría llegar a los 60 años pegando los saltos que mete Steve Diggle, pero, sobre todo, tener su ilusión y esa manera de disfrutar tan contagiosa que hizo que nos fuésemos del concierto con una sonrisa en los labios. No sé si uno puede elegir enamorarse de quien debe o de quien no debe, pero lo que está claro es que enamorarse de la música de los Buzzcocks es totalmente lícito.

Toda la información de la gira aquí.

Paloma Calpainova

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s