Conciertos/MuSiCks

Crónica Sleepy Sun + 1886: Retro City Psych Revolution!

1886

El nombre de este concierto lo dice todo. Los Sleepy Sun de San Francisco, y los 1886 de Barcelona, nos regalaron una buena dosis de rock psicodélico, cuyos riffs épicos y suaves melodías, siguen resonando en mi cabeza días después.

1886_La sala Sidecar de Barcelona acogió el bolo que abrían los 1886. Un grupo nacido en Sant Just Desvern (Barcelona), que debo decir, la verdad me han impresionado. Hay que reconocer el talento y el gran trabajo de esta banda catalana, casi desconocida, cuyos componentes son Pol Ventura (bajista), Pol Gómez (guitarrista), Marc Fábregas (batería) y Pau Bassedas (guitarrista y cantante). El público se empezó a caldear enseguida con el primer tema, el típico movimiento de cabeza arriba y abajo era inevitable. El sonido psicodélico retro de los 60′ y 70′, los wah wah del pedal, esas melodías psych rock cantadas con una gran voz, han sido una especie de vuelta al pasado pero sin dejar de mirar hacia el futuro. Un futuro que espero sea fructífero y prometedor para los 1886.

Entre el  público se dejaron las buenas vibraciones escuchando sus canciones, y el clamor de los gritos pidiendo más al final de su actuación dieron fé de que nadie quería que estos cuatro jóvenes se fueran del escenario tan pronto. Os puedo asegurar que vale absolutamente la pena verlos en vivo (podéis escuchar su EP aquí).

sleepySunY llegó el turno de los californianos. Como muchos ya sabréis, si estás en primera fila en un concierto en el Sidecar, tienes un contacto muy cercano con los músicos. Tan cercano que el mismo cantante, Bret Constantino, te puede ofrecer amablemente su cerveza. Además de ver a la banda preparando todos los instrumentos, a Bret colocando sus armónicas en una mesita con mucho cuidado y al resto de la banda (Matt Holliman y Evan Reiss a las guitarras, Jack Allen al bajo y Brian Tice a la batería) montando batería y cantidades de pedales, son detalles que no puedes apreciar en otros locales.

Finalmente el bombo y las baquetas empiezan a marcar el tiempo de la primera canción, las guitarras entraban despacio con cierta elegancia y misticismo, para explotar con uno de sus riffs ácidos. La potencia del bajo y las guitarras fuzz de White Dove, de su primer álbum “Embrace”, me llevaron desde el Sidecar hasta desiertos interminables, a carreteras que se adentran en el horizonte, borroso por el calor abrasador, y comidas a base de peyote. Reverberación y excursiones space-rock siguen llevando al público a una atmósfera paralela en sus conciertos, hasta que Galaxy Punk y 11:32 empezaron a sonar y su sound trippy me llegó como un dulce despertar. Continuaron el setlist con otros temas de su último álbum (“Maui Tears”), siempre manteniendo la atmósfera caliente y polvorienta “made in San Francisco” de los años 70. Y, como en un abrir y cerrar de ojos, el concierto llegó a su fin para dejarnos la sensación de haber visto a un grupo muy potente, en directo mucho más que en los discos, en una de esas actuaciones que te ponen los pelos de punta.

sleepySun1

Lau Ligari

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s